Las novedades de iOS 4.2 para iPad

Por fin. Tras varios meses de espera, desde ayer está disponible la esperada actualización de iOS 4.2. Aunque la nota de prensa habla de que hay cien características destacadas, lo cierto es que (al menos en mi opinión) la novedad que más esperaba era la multitarea: el iPad la pedía a gritos. La importancia de otras nuevas funciones es relativa, dado que la transmisión de vídeo por AirPlay es sólo interesante para poseedores de Apple TV, y de momento el soporte de impresión AirPrint está limitada a ciertas impresoras de HP.

¿Qué es lo que hay que hacer para actualizar a iOS 4.2? Lo primero, actualizar el iTunes a la última versión 10.1. Tras la actualización, conectamos nuestro iPad por USB al ordenador, lo sincronizamos para guardar una copia de seguridad de nuestros datos, y hacemos clic en el botón de “Buscar actualización”. A partir de ahí tendremos un par de ventanas para confirmar el proceso de actualización. iTunes se descargará el firmware nuevo y procederá a instalarlo en el iPad. En mi caso particular, el proceso completo se demoró bastante tiempo, debido a la sincronización, pero la actualización del firmware fue bastante más rápido. Al final, el iOS 4.2 estaba instalado, y el fondo de pantalla había cambiado.
Pasamos a ver las novedades. Como digo, la más importante es el soporte básico de multitarea. Hay que destacar que la multitarea no funciona igual que en un ordenador de escritorio, donde se esconde la ventana y pero la aplicación continúa residente en memoria. La filosofía en iOS es utilizar la menor cantidad posible de recursos, que son limitados, incluída la memoria. Si existieran muchas tareas abiertas al mismo tiempo, se acabaría, o habría que utilizar el disco para paginar la memoria. La solución propuesta por iOS es que el sistema operativo notificará a las aplicaciones que van a pasar a segundo plano, las cuales deben guardar su estado, para recuperarlo cuando vuelvan al primer plano. Si no están programadas para soportar la multitarea, al activarlas de nuevo se reiniciarán.


¿Cómo se usa la multitarea?
Es muy fácil, sólo hay que presionar dos veces seguidas el botón de “Salir”. En la parte inferior de la pantalla aparecerá un menú con los iconos de las aplicaciones ejecutadas recientemente y en segundo plano. Para cambiar de aplicación activa, simplemente la seleccionamos de ese menú. Para volver, se sigue el mismo procedimiento: presionar dos veces el botón (físico) “Salir” y selección de aplicación activa. Esa “barra de tareas” es navegable: hacia la derecha aparecerán nuevas aplicaciones, pero hacia la izquierda aparecen varios controles, los principales de sonido.

El iOS 4.2 trae un cambio fundamental: el botón (físico) de bloqueo de orientación, situado junto a los botones de subir/bajar volumen, se convierte en esta versión del sistema operativo en activación/desactivación de sonido. Entonces, ¿cómo bloqueamos ahora el giro? Utilizando la “barra de tareas”: a la izquierda de los controles de sonido aparece el icono de bloqueo de orientación.
La siguiente novedad que esperaba como agua de mayo para el iPad es el soporte de carpetas. Hasta ahora, cada aplicación posee su propio icono en el escritorio. Si eres un usuario intensivo del iPad, e instalas muchas aplicaciones, debes navegar por varias pantallas hasta llegar a la aplicación correspondiente. iOS 4.2 trae las carpetas que ya estaban disponibles en el iPhone y iPod Touch con iOS 4.1. ¿Cómo funcionan las carpetas? Las carpetas son agrupaciones de aplicaciones. Para agrupar las aplicaciones, presionamos durante varios segundos el icono de una aplicación, como si fuéramos a trasladarla de lugar. Una vez está se pongan a “bailar” los iconos en el escritorio, arrastramos el icono de una aplicación encima de otra: iOS creará una carpeta con ambas aplicaciones. También le dará nombre automáticamente a la carpeta, si las aplicaciones agrupadas comparten una categoría común (por ejemplo, juegos). Al hacer presionar la carpeta, se abrirá, mostrando los iconos de las aplicaciones agrupadas (tal y como se ve en la imagen).

Estas tres son para mí las características más destacables. Luego hay otros detalles menores. Por ejemplo, la aplicación para leer correo electrónico “Mail” ahora agrupa las conversaciones (al estilo de Gmail), facilitando el seguimiento de hilos de mensajes. El navegador Safari ahora muestra el número de “pestañas” abiertas y han modificado el icono de acciones de la página, del “+” al icono de “acción” -una flecha que sale de un recuadro. Ese icono de acción ahora muestra la opción de “Imprimir” (funcionalidad que todavía no he podido probar). iOS 4.2 también trae soporte de Game Center, una red social para jugadores (destinada a facilitar jugar con otras personas).

La pregunta que varias personas que preguntaron ayer por Twitter fue que si se notaba mejora en el rendimiento general del iPad. Mi impresión es que mejora ligeramente, pero es una percepción subjetiva. Donde no ha mejorado notablemente ha sido en el iPod Touch de segunda generación, que desde el paso de iOS 3.2 a 4.0 ha empeorado su rendimiento de forma muy evidente (y de hecho, si no lo pongo en modo avión, se queda sin batería, imagino que algún error que no desactiva la wifi), e iOS 4.2 no es una excepción.

En fin. La actualización a iOS 4.2 es gratuita. Teniendo en cuenta las mejoras que trae, poner al día el iPad es casi una obligación.